Angustia en el dentista

No hay comentarios en Angustia en el dentista

Angustia en el dentista

El estado de angustia que a las personas presentan cuando se deben realizar tratamientos dentales (angustia en el dentista) debe ser comprendido como una preocupación excesiva a que ocurra algo imprevisto, inesperado o fuera de su control desencadenando un conjunto de respuestas entre ellas las crisis de angustia.

En general aparece cuando la persona enfrenta o ha enfrentado una situación difícil en su vida. Un ejemplo son las malas experiencias en el dentista que solo al recordarlas pueden generar crisis de angustia en las personas las que se caracterizan por una fuerte reacción de ansiedad al acercarse a lo que lo origina.

Todas las reacciones de angustia están provocadas por nuestros pensamientos y preocupaciones que pueden ser correctos o falsos según como cada uno piensa, pero generalmente pensamientos falsos dejan sentimientos negativos que hacen sufrir inútilmente.

Angustia en el dentista

Los tratamientos para la angustia, van de las terapias psicológicas a las farmacológicas o la combinación de ellas, pero el eje central del problema es la sensación de seguridad o inseguridad que siente la persona asociada o relacionada con lo que va a vivir en el dentista o con un tratamiento dental o con una situación específica.

Por ejemplo tan solo ver una aguja a las personas puede producirles diferentes reacciones.

En general muchas personas creen que los tratamientos dentales son impredecibles y fuera de control además de la actitud del dentista o el miedo a negligencias por parte de este les producen inseguridad, que desencadenas estados de angustia.

Estas razones realmente no tienen fundamentos pues los tratamientos dentales no son al azar, sino planificados, con resultados esperados, conocidos y previstos tanto en lo técnico como en lo humano y deben ser consensuados con el paciente ni contra su voluntad o con engaño.

Si usted no lo percibe así busque un profesional que le de calma y le ofrezca seguridad, así la angustia desaparecerá o será mejor controlada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *