No hay que tener miedo al dentista

No hay comentarios en No hay que tener miedo al dentista

No hay que tener miedo al dentista

No hay que tener miedo al dentista

La odontología ha cambiado y los dentistas también. Cuando conversamos con personas mayores referente a sus visitas al dentista nos cuentan que para ellos ir al dentista significaba que había llegado un punto que era inevitable, además que los tratamientos eran interminables hasta que se aburrían y los dejaban etc. etc.

Desde la forma de realizar los tratamientos hasta el trato de los dentistas han ido cambiando para bien de los pacientes.

Pero por qué ya no hay que tener miedo al dentista, una de las razones es que la variedad de recursos técnicos que mejoran la eficiencia de los tratamientos dentles, el mejor entrenamiento de los profesionales, la importancia que se le da al trato profesional paciente, entre otros hacen que los tratamientos sean mucho mejores en beneficio de los pacientes.

No hay que tener miedo al dentista por que los tratamientos y sus resultados son cada vez más controlados y por tanto predecibles, eso hace que el actuar del profesional se enmarque en protocolos más estudiados, más conocidos y probados.

No hay que tener miedo al dentista

No hay que tener miedo al dentista porque del trato distante y ajeno, y en muchos casos de enojo de algunos profesionales, ha dado paso a un trato cercano comprensivo, empático, sociable, que sumado a explicaciones audiovisuales además de la información disponible en la red permiten un mejor conocimiento por parte de las personas respecto a los tratamientos que se les aplica.  O sea el conocimiento es una herramienta que permite transparencia y ello da seguridad, ya que el temor proviene de la inseguridad por lo que no se conoce.

No hay que tener miedo al dentista, por que la distancia entre el dentista y paciente se ha acortado, cada vez son menos aceptados los profesionales endiosados, que no escuchan, dueños de la verdad y poco dialogantes. Por el contrario se acepta mayoritariamente profesionales que sean capaces de interactuar mejor, que sean capaces de ponerse en el lugar del otro, con un alto sentido humanista y con capacidad de comprender la condición emocional y psicosocial de sus pacientes.

Otra razón por la que no hay que tener miedo al dentista es que los métodos y técnicas de manejo del dolor bien aplicadas pueden asegurar tratamientos dentales sin dolor o con mínimas molestias. Esa realidad es notablemente diferente a la de años atrás, hay que recordar que muchos procedimientos dentales se realizaban sin anestesia y ello producía dolor que hoy ya no. Hoy es de rutina que los dentistas hoy trabajen con anestesia

Si quiere saber mas sobre porque no hay que tener miedo al dentista visite las siguientes páginas:

http://www.dentalfearcentral.org/ (en Inglés)

http://www.fobias.net/Dentofobia.html

En resumen no hay que tener miedo al dentista por que la odontología ha cambiado solo hay que atreverse a comprobarlo.

clinica dental odontofobia 2-2252247, 2-3419558

Clinica Dental Odontofobia

Permitida su Reproducción citando la fuente.