Pánico al dentista

No hay comentarios en Pánico al dentista

Pánico al dentista

Panico al dentista

Pánico al dentista

Tengo pánico al dentista, esa es la respuesta de muchas personas a las que se les pregunta su opinión sobre la atención dental.

El pánico al dentista como lo conoce la mayoría de las personas no tiene nada que ver con la crisis de pánico. Las personas se refieren así al miedo extremo a la atención dental y que presenta diferentes particularidades dentro del problema, y las razones por las que se produce relacionado a la atención dental puede ser debido a las agujas, al dolor, al ruido, a la anestesia o a diferentes factores asociados a los tratamientos dentales que lo producen.

Sin embargo el pánico es un trastorno de la ansiedad, en que se producen ataques repentinos de miedo que pueden durar días, semanas, meses, años. Se manifiestan con un conjunto de síntomas catastróficos que requieren evaluación y control, ellos no tienen relación con el miedo común que la mayoría de la población dice sentir hacia el dentista, sino que las crisis de pánico o en este caso pánico al dentista son situaciones aún más extremas que requieren tratamientos previos específicos antes de la atención dental.

No es lo mismo miedo al dentista que crisis de pánico en el dentista.

Es frecuente que las personas que sufren de crisis de pánico desarrollen otras fobias o trastornos del comportamiento, pero en sí el pánico al dentista como lo menciona la gran mayoría de las personas no es nada más que una expresión del miedo que sienten hacia la atención dental y no tiene relación con las crisis de pánico que es otro trastorno diferente del miedo común.

El trastorno de pánico es la presencia de crisis de pánico recurrente, que se produce y son inesperadas y que no tienen ninguna relación con ninguna circunstancia en particular (es decir son espontáneas), sin un factor externo que las desencadene.

En el caso del dentista la gente señala tengo pánico al dentista utiliza esa expresión, pero ello es un término mal empleado por la población pues la gran mayoría no tiene crisis de pánico debido a la atención dental o por ir al dentista sino más bien por tener más o menos miedo y no entran en crisis por ello, la gente comúnmente dice que tiene pánico al dentista sin que lo tenga realmente.

La fobia al dentista es un fobia específica que también podría ser la que desencadena una crisis de pánico, pero en la gran mayoría de pacientes es al miedo común que se le dice pánico al dentista sin que realmente lo sea.

Es diferente tener miedo al dentista que tener pánico al dentista, no todas las personas que tienen miedo tienen pánico por que la mayoría aprende a convivir con los diferentes temores sin que estos se descontrolen, se desborden o paralicen la vida de las personas.

Tratamientos en personas con crisis de pánico o con panico al dentista

En cuando a los tratamientos, las personas con trastornos de pánico, pueden tratarse con fármacos como con terapias psicológicas o ambas. En los pacientes que presentan trastornos de pánico y necesitan tratamientos dentales estos quedan supeditados al control de las crisis de pánico previamente a los tratamientos dentales y ello es fundamental para la realización de la atención dental exitosa. En el caso de las personas que tienen según ellas pánico al dentista, los tratamientos deben ser como se manejan los miedos comunes.

Algunos síntomas de las personas con crisis de pánico:

Sensación de Mareos, desmayarse o dificultades para respirar

Escalofrío, temblores, palpitaciones, taquicardia

Sensación de asfixia, sofocos, sudoración

Dolor de estómago, nauseas, hormigueo entumecimiento

Dolor en el pecho o malestar, miedo a morir, a perder el control, sentimiento de irrealidad.

clinica dental odontofobia 2-2252247, 2-3419558

                                                                                                                                                                                     Clinica Dental Odontofobia

Permitida su Reproducción citando la fuente.